Llega el verano y, con él, el calor se empieza a apoderar de Sevilla. Los termómetros sobrepasan los 40 grados, el asfalto echa fuego, los sevillanos dejan las calles desiertas durante el día y los turistas más atrevidos recorren la capital abanico en mano.

No vamos a negarlo, hace calor y mucha. Pero ¡que no cunda el pánico!, porque en este post te traemos la solución para disfrutes del verano en Sevilla y que el verano no sea un infierno.

Toma nota porque te contamos algunos rincones secretos de Sevilla para visitar en verano.

Piérdete en el Barrio de Santa Cruz

Vale, no es un barrio secreto, pero sí que esconde rincones que pasan desapercibidos al ojo del turista.

Todo el mundo sabe que el barrio de Santa Cruz, la judería sevillana, es de los más famosos y bonitos de la ciudad. Pero además, es perfecto para pasear en verano porque sus estrechas callejuelas y sus patios llenos de plantas y fuentes nos taparán el sol y nos darán la sombra que necesitamos para seguir caminando.

¿Te desvelamos un secreto del barrio de Santa Cruz? En él se esconde la casa más estrecha de Sevilla. Como lo lees, se trata de una puerta estrechísima situada en un rincón de la Plaza de Santa Cruz que es, ni más ni menos, la puerta trasera de la Casa Palacio de los Pickman, fundadores de la fábrica de cerámica de La Cartuja en Sevilla.

Disfruta de las decenas de plazas de Sevilla

Si sigues dando vueltas por el laberíntico barrio de Santa Cruz, ve a descansar de la caminata a la Plaza de Escuelas de Cristo. A esta coqueta plaza, se accede por el callejón Carlos Alonso Chaparro, situado a mitad de la Calle Ximénez de Enciso. También se accede desde el interior de la iglesia de Santa Cruz, a través de la sacristía. En esta bonita plaza de altos naranjos que presiden el espacio. En ella se oye el silencio y es perfecta para ponerse a la sombra cuando el calor aprieta en verano.

Otra plaza en la que refugiarse del sol  es la Plaza de Santa Marta. Esta plazuela está en el centro de Sevilla, caminando por una callejuela empedrada tras el convento de la Encarnación, justo frente a la Giralda.  Pero, ¿sabes qué es lo mejor? que a pesar de estar en el centro, pasa desapercibida para los miles de turistas que pasean por los aledaños de la Catedral. Esta plaza está repleta de enormes naranjos que nos darán sombra para reponer fuerzas.

Columnas romanas escondidas

En la Calle Mármoles podemos encontrarnos con 3 impresionantes columnas romanas escondidas tras modernos edificios, restos de un templo que marca uno de los centros de la Hispalis romana.

Según los historiadores, estas columnas descubiertas en 1574 eran posiblemente pertenecientes al pórtico del templo de la ’civis’ de Sevilla. Están a unos cinco metros de profundidad con respecto al nivel actual de la calle; y otros tres por arriba, lo que le dan una altura total de unos ocho metros.

Terraza panorámica en Sevilla

Seamos sinceros, el mejor consejo que te podemos dar para pasar las horas de calor en Sevilla es visitar la terraza panorámica Level 5th, donde podrás disfrutar de sombra, cócteles y bebidas bien frías, buen ambiente y las mejores vistas de la ciudad.